martes, 15 de enero de 2008

Capitulo 1: "La presentación"

Este capítulo es muy, pero muy importante, es un error de principiante, aprender nuevas técnicas, y olvidarse donde reside el verdadero arte.
En la magia la presentación: es lo más importante para hacer atractiva tu actuación, lo que entra por los ojos. Ahora bien, no se pueden descuidar si quieres hacer buena magia la técnica.

Para que un truco tenga éxito deberá ser mágico (lograr que suceda lo imposible) y a la vez entretenido (esto lo logra una buena presentación).

Localización de una carta elegida
Tomemos uno de los principios más antiguos de las cartas, la carta guía.
La "carta guía" es una carta colocada en algún lugar del mazo que el mago sabe que existe en esa posición y el público no. Si te limitas a hacer la localización de la carta elegida por el público, sin
adornar la presentación, lo más probable es que no engañes a nadie; suponiendo que engañes, el simple hecho de abrir la baraja y encontrar la carta, sin más, carece de interés y es muy aburrido. Para subsanar esto, el mago debe concentrarse en dos cosas a) Esconder el secreto b) Hacer interesante el truco.

1.-Esconder el secreto
Disimular que utilizamos la carta guía, hay muchas formas de conseguirlo. Un sistema muy sutil y práctico es ...
¡Busca ya! un mazo de cartas (realiza las acciones con la baraja en mano y entenderás sin problemas).
Mezcla y pide a alguién que elija una carta y que se la muestre a los demás.
Mientras los espectadores la miran, te resultará fácil echar un vistazo a la carta del fondo de la baraja, la última. Otra forma, es verla antes de mezclar y conservarla en ese lugar durante la mezcla.
Deja la baraja sobre la mesa y pide a un espectador que la corte en tres paquetes, más o menos, iguales. El primer tercio que lo corte hacia un lado y el segundo tercio hacia el lado opuesto (por
ejemplo, si el primer paquete lo cortó hacia la derecha, el segundo le
dices que lo corte hacia la izquierda, siempre cortando el paquete
original), de esta manera el paquete que contiene la carta guía te
quedará en el centro.
Ahora, pide al espectador que ponga la carta elegida sobre uno de los tres montones. El espectador lo hace, y, en ese momento, pueden ocurrir una de estas dos circunstancias:

a) El espectador coloca la carta sobre el paquete que contiene la carta guía en el fondo: en este caso le dices que corte dicho paquete y complete el corte para que la carta quede bien perdida.
Sutilmente, el propio espectador ha colocado la carta que tú conoces encima de la que él vio. Después levanta los otros pilones uno encima del otro como quieras.

b) El espectador coloca la carta sobre otro cualquiera de los paquetes: aquí no puedes decirle que corte el paquete; pero sí que recomponga las cartas montando los paquetes, uno sobre otro (de izquierda a derecha o al revés), de tal manera que la carta guía se sitúe sobre el naipe elegido.
Manda al espectador que corte la baraja y complete para que todo quede bien perdido (los cortes no desordenan la posición correlativa de las cartas). A partir de este instante, para conocer la identidad de la carta elegida por el espectador, te basta con mirar las
cartas por su cara, buscar la carta guía y la que está a su derecha es la carta elegida.
La parte técnica del juego ya ha concluido, sólo nos queda revelar la carta elegida de la forma más entretenida posible.

2.- Hacer interesante el experimento
Se trata de hacer lo más atractivo posible el juego que realizas, construyendo una pequeña obra de teatro en torno a él.
La representación puede ser: seria, lírica, desenfadada, misteriosa, cómica, etc. Que sea de un tipo u otro dependerá de dos factores: el primero, de tu personalidad, no puedes pretender ser cómico si en tu vida nunca haces chistes; el segundo, del público al cual vaya dirigida tu actuación, no es lo mismo actuar para niños que para personas mayores.
Retomemos nuestro ejemplo y veamos una serie de presentaciones diferentes para revelar la carta escogida por el espectador. En todas ellas la mecánica del truco es la misma; pero de cara a los espectadores parecerán experimentos distintos, y todo ello, gracias a que la construcción de la presentación los hace diferentes.

A) Las huellas dactilares
Explica que estás haciendo un curso acelerado para detective privado. Y una de las primeras lecciones es la de poder reconocer las huellas dactilares de las personas y por eso estas practicando con cartas.
El objeto a investigar será la carta elegida por medio de las huellas del dedo gordo de la mano del espectador. Le pides al espectador que tome una carta cualquiera de la baraja, sin que tú la veas y que apriete un poco con los dedos para que se marque la huella.
El naipe se pierde por la baraja usando el método explicado anteriormente: el control por carta guía. Luego, con el naipe ya perdido, finge estudiar la cara de todas las cartas buscando la huella.
Puedes darle más realce a la representación utilizando una pequeña lupa o en su defecto usar las gafas de alguien a modo de lupa.
Tienes que dudar en algunas cartas y simular que compruebas la huella del espectador con la de la carta, diciendo: "¡Ésta es!... espera. No; no, sólo es parecida".
Al final, duda entre la carta elegida y otra más. Descarta la que no es. Pide que te nombren la carta elegida.
Haz una ligera pausa para subir la tensión del efecto. Mira a los espectadores con semblante serio..., sonríe y vuelve triunfalmente la carta elegida, con satisfacción, esperando los aplausos y alabanzas.

B) Apuesta (mi favorita, pruebenlo con chicas)
En esta presentación el tema consiste en hacer una apuesta en la que no puedes perder nunca. Asegura que tu sistema es infalible. Como en los juegos anteriores, ejecuta la elección y el control
por carta guía. Recoge la baraja y ve dando cartas girándolas cara arriba sobre la mesa, a medida que las repartes. Las colocas una encima de otra, formando una hilera, de manera que no se tapen del todo y queden visibles los índices de todas las cartas que vas repartiendo.
Continúa el reparto de cartas, cuando veas la carta guía no te inmutes, la siguiente es la del espectador, pero tú sigues dando cuatro o cinco cartas más, sin decir nada. Entonces te detienes, golpeas el dorso de la siguiente carta y dices: "La siguiente cairta que yo de vuelta será la carta elegida. Estoy tan seguro de ello que soy capaz de apostar una pequeña cantidad de dinero".
El espectador ha visto que su carta ya ha salido. Cree que vas a equivocarte. Intenta jugar con la
situación, repite: "Recuerda, la siguiente carta que de vuelta será la tuya".
Toma la carta siguiente como si fueras a volverla. Si el espectador acepta la apuesta ¡estupendo!, las risas están aseguradas, vuelve la carta elegida; si no la acepta, di: "Has hecho
bien, porque..." deja sobre la baraja la carta que elegiste y voltea, dorsos arriba, la carta del espectador mientras comentas: 'Yo dije que sería la siguiente carta que des vuelta".

C) Otros
Existen otras muchas formas de presentar la localización de una carta elegida por un espectador, por ejemplo: tomar el pulso y fingir adivinarla por el cambio de ritmo; simular que tienes un olfato hiperdesarrollado, oliendo la mano del espectador y luego las cartas (cómico); transmisión de ondas telepáticas, etc. El límite lo fija tu imaginación.
Entonces, ¿qué presentación hay que escoger? Muy sencillo, la que más te guste y se adapte a tu personalidad. Eso es lo importante, que te encuentres cómodo con ella.
Habrás podido observar que con una sola técnica puedes conseguir muchas presentaciones diferentes. Es como sí conocieras varios trucos. Claro, no debes usar una misma técnica varias veces el mismo día ante el mismo público, acabaría por descubrir el secreto, pero en días diferentes sí, y a los espectadores les parecerán trucos nuevos. En cambio, si conoces muchas formas de encontrar una carta, y sólo una manera de revelarla, para el público únicamente
sabes hacer un truco.
No lo olvides: La presentación es el 75% de la ilusión mágica que se produce en los espectadores.

2 comentarios:

francisco dijo...

pablo
la verdad
excelete paginaa
me sirvio muhco
yo recien estoy empesando y la verad encontre lo q buscabaa
champo_92@hot
si queress
nos vemoss

y gracias!

chispcs dijo...

ni gracias ni ostias pablo eres un capullo no respetas ni lo que copias pork en el abc marca NO REVELES LOS TRUCOS y como pablo es tonto hace una copia de el diccionario secreto de cartomagia numero uno como es el canuto ¿que te an echo los magos tio? eres igual de inteligente que el enmascarado de ant 3